Mendoza: Los 6 NO definitivos para tu viaje

A veces, al momento de viajar a mendoza, tener en claro qué es lo que no hay que hacer es tan importante como saber lo que sí. Anticiparse a las cosas que pueden no funcionar no sólo puede salvar un viaje, sino que además seguramente les ahorre bastante dinero y tiempo.

Así que, para la próxima vez que vayan a Mendoza, les dejo algunos consejos sobre los grandes no que hay que tener en cuenta para su visita.

No combinen en un mismo día tour por bodegas del Valle de Uco con las del Gran Mendoza:

Las distancias son largas entre esos tramos, y si hacen esa combinación seguramente van a estar a las corridas. Además, en el caso de que contraten un chofer, seguro el costo será mayor. Y nadie quiere tomar vino apurado, ¿no?

No se hospeden en Potrerillos si su plan es hacer turismo bodeguero:

No se hospeden en Potrerillos si su plan es hacer turismo bodeguero: Potrerillos es el plan ideal para descansar, estar entre montañas y disfrutar de las actividades que este hermoso lugar ofrece. Si quieren hospedarse allí, pueden probar ir hasta la Laguna de Horcones, visitar Puente del Inca y Uspallata, o hacer alguna actividad de turismo aventura, trekking, cabalgatas, etc. Pero no van a estar en una locación cómoda para ir a bodegas.

No vengan a Mendoza sin reservas en bodegas:

No vengan a Mendoza sin reservas en bodegas: esta es la A del ABC de venir a hacer turismo del vino. Especialmente si quieren venir a las bodegas más conocidas: venir sin reservas es venir al muere. Ojo, esto no quiere decir decir que si no van a las más conocidas no tiene sentido que vengan, simplemente digo que siempre es mejor reservar porque sino todas las bodegas agotan sus lugares y no las van a poder conocer.

No improvisen traslados si su plan es no manejar:

Sucede muchas veces que media hora antes de ir a un lugar me dicen “Flor, el Uber dice que llega en 15 minutos”. Llegar a tiempo es fundamental para disfrutar plenamente de las actividades y tener la experiencia completa (y además, es lo que corresponde cuando se hacen reservas). Si no quieren manejar, vengan a Mendoza con el traslado ya resuelto, así pueden disfrutar y dejar en manos del chofer el horario de salida.

No dejen de chequear distancias si van a manejar hasta las diferentes bodegas:

Esto está relacionado a lo anterior: Mendoza es grande, así que si deciden manejar sean precavidos con las distancias y asegúrense de antemano que vayan a llegar a tiempo, así no se pierden ninguna reserva.

No sean impuntuales en las bodegas:

Porque generalmente las visitas son en tour con más personas y no esperan a los que llegan tarde. Esto puede resultar en dos cosas: que se pierdan parte de la experiencia, o que directamente pierdan la reserva. Además, aunque quienes trabajan en las bodegas tengan la mejor de las ondas, recuerden que después de su visita ellos siguen trabajando y tienen que atender a otros turnos.

Para asegurarse un viaje a Mendoza impecable y relajado, ¡no duden en contactarme! y seguirme en mi Instagram @dibaflor